Tokyo
8°
algo de nubes
humidity: 42%
wind: 8m/s WSW
H 7 • L 6
Weather from OpenWeatherMap

Análisis de personajes: Hanayo Koizumi

Alumna de primer año, Hanayo Koizumi se caracteriza por su timidez, su amor por el arroz y gusto por las idols, a las cuales admira desde niña. Y si bien su sueño era ser una idol, su inseguridad la detuvo. Este problema es explorado en el capítulo cuatro de la primera temporada, en el cual este anhelo entra en conflicto con su personalidad. Hanayo, invitada por Honoka para formar parte de μ’s, siente inseguridad, pues cree no posee la energía ni la voz para ser una idol. Por el contrario, Hanayo creía que Maki o Rin cumplirían mejor el perfil que Honoka buscaba para el grupo, ya que las percibe como lo contrario a lo que ella es: son seguras y decididas. Sin embargo, descubrirá gracias a las chicas de primer y segundo que tiene lo necesario para formar parte del grupo. Por ejemplo, Rin resalta su pasión por las idols; y Maki le demuestra que tiene su voz tiene fuerza y energía. Asimismo, las chicas de segundo año, a las cuales admira, le comentan que tampoco poseen la seguridad de las idols, ya que tienen miedo escénico y hasta se olvidan de la letra. Sin embargo, lo importante en una school idol no es la perfección, sino la energía y el buen ánimo. Así, la esencia de estas chicas es su perseverancia, alegría y su fidelidad a sí mismas, lo cual logran transmitir al público.

Son tres los temas que podemos rescatar del diario: la nostalgia frente a los lugares que han desaparecido por la baja natalidad; su infancia, donde se establece una continuidad entre Hanayo y su madre; y la gratitud. El primer tema es abordado brevemente en el diario: tras visitar el lugar donde se ubicaba su escuela primaria, Hanayo reflexiona sobre el futuro de Otonokizaka. Diferente es el segundo tema, en el cual descubrimos no solo el gusto de Hanayo por las idols desde su infancia, sino un vínculo más profundo: su mamá se preparó en su adolescencia para ser una idol, pero dejó su carrera para casarse con el papá de Hanayo, a quien conoció a los 17 años. Todo esto se lo cuenta su madre con una mirada persistente frente a las idols que aparecen en la televisión, y con un tono nostálgico y alegre. Detrás de esta historia vemos el paso de la juventud, representados en la pureza de la idol, a la adultez, cuya máxima expresión sería el matrimonio y la maternidad. Esto reflejaría la realidad de las idols y de la mayoría de mujeres en Japón, donde las primeras deben ser “puras” para sus fans, es decir, no tener relación alguna con otra persona, y las segundas debían dejar, hasta hace unos años, su carrera para cuidar del hogar y de sus hijos. Y si bien la mamá de Hanayo no se arrepiente de haberse casado y tenido hijos, traslada su deseo de ser idol a su hija. Al igual que la mamá de Umi, quien desea establecer una continuidad a través de su hija, la mamá de Hanayo buscará que su hija cumpla el sueño que vio truncado. Si bien la reacción de cada una es distinta, pues Umi rechaza tajantemente la imposición de casarse y tener hijos para continuar con la tradición de su familia, en Hanayo no se da de manera traumática este proceso de continuidad. Por el contrario, inspirada por su madre, decide ser una idol en primaria, pero cae en la cuenta de que es tímida y que no tiene la facilidad para bailar como sus compañeras. A partir de este momento es donde vemos el tercer tema del diario: la gratitud. Esta se logra en el momento en que Rin y Maki le ayudan a superar su inseguridad, con lo cual logrará entrar a μ’s y cumplir su sueño de ser una idol. Gracias a ellas y las demás integrantes de la banda es que aceptará sus debilidades.

Hanayo es centro exclusivo en “Oh,Love&Peace!”, canción que canta con todas las miembros de μ’s. En el sub grupo Printemps es el centro de las canciones “Love Marginal”, “UNBALANCED LOVE”, “Eien Friends” y “NO EXIT ORION”. Sus singles son “Kodoku na Heaven” y “Nawatobi”. Y hace dúo con Kotori en “Kokuhaku Biyori, desu!” y “Suki desu ga Suki desu ka?”.

La canción que mejor representaría a Hanayo sería “Nawatobi”, la cual narra la alegría del personaje por no estar solo. La “voz”, ante el deseo de crecer y el miedo ante su carácter inseguro, agradece la compañía del “otro”, sean un amigo o un ser amado. Esta alegría excede al personaje que las palabras no son suficientes para demostrarlo, por lo que llora. Y si bien desde afuera estas lágrimas parecen una debilidad, en realidad es la gratitud lo que lleva a la “voz” a quebrarse de esta manera. El saber que ya no está sola, sino que tiene personas que la apoyan y la aceptan pese a sus defectos crea una gratitud en el personaje, quien pide disculpas por no poder todavía expresarse tanto como quisiera:

I want you to realise the importance of thankfulness once again

Kubo Yurika en “μ’s Go→Go! LoveLive! 2015 ~Dream Sensation!~: The Trajectory of μ’s Music”

Un contraste encontramos en “Oh, Love and Peace!”. Esta presenta una “voz coral”, diferente a la “voz” individual de “Nawatobi”, que denota seguridad y alegría al estar con las personas queridas. En esta “voz” existe un deseo por dejar la soledad y no abandonar a los demás. Sugiere, asimismo, que uno debe aprender a aceptarse, y que cualquier sueño que uno tenga no debe ser ridiculizado, pues eso es lo que hace que brinda energía a uno y hace de la persona alguien puro.

Por otro lado, canciones como “Kodoku na Heaven”, “Love Marginal”, “UNBALANCED LOVE” y “Eien Friends” presentan el temor de que sus sentimientos sean rechazados por la persona amada. Ante el miedo de no ser correspondida y perder la amistad del ser amado, prefiere callar y sobrellevar el dolor de un amor unilateral. Y si bien puede llegar el momento en que la “voz” y el ser amado se separen, los momentos que pasaron juntos es algo que valorará siempre. Distinto es el caso de “NO EXIT ORION”, con una “voz” distinta a las “voces” presentadas en las otras canciones de Printemps: existe en ella una pasión y energía que nacen del amor, e invita al ser amado a no escapar de esos sentimientos.

En conclusión, la naturaleza insegura de Hanayo es una constante en las canciones donde ella es el centro, pero lo que persiste es el deseo por expresarse –aunque en esta lucha opte la mayoría de veces por callar–, la gratitud (la cual predomina sobre todo) y el deseo por atesorar los recuerdos que tiene junto con las personas queridas. Sin embargo, la capacidad de cambio y de fortalecerse también están presentes en canciones que parecen escapar de la regla como “Oh, Love and Peace!” y “NO EXIT ORION”. Finalmente Hanayo nos enseñaría como espectadores que ninguna inseguridad debería ser un obstáculo para cumplir nuestras metas; siempre y cuando tengamos personas que nos apoyen, y uno tenga pasión, siempre se puede lograr lo que uno se propone.

Las canciones de Hanayo son tan lindas que no creo que pueda colocarlas en orden ni hacer una lista de mis tres favoritas, por lo cual compartiré el link de todas:
1) Nawatobi
2) Kodoku na Heaven
3) Oh! Love and Peace!
4) UNBALANCED LOVE
5) Eien Friends
6) Love Marginal
7) NO EXIT ORION

 

 

ABOUT THE AUTHOR

Literata e investigadora. Ama el anime, el manga, los cómics y los videojuegos tanto como la teoría. Considera la cultura popular como fuente de reflexión y de aprendizaje.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Proyecto Sugoi es el producto de la afición de un grupo de peruanos por el manga y el anime. Tras un preámbulo de varias iniciativas de pequeño alcance, que incluyeron la edición en julio de 1995 de “Meganime”, primer fanzín peruano dedicado al tema, el primer número de la revista “Sugoi” salió a la luz en abril de 1997.

Lima - Perú
Email: marketing@sugoi.com.pe

Flickr

    Lista de interes

    Métodos de pago: